AEDESA logo

El efecto de la actividad física intensa sobre el crecimiento de las células cancerígenas 

  21/07/2021 10:06


En la Conferencia Anual de la Sociedad Fisiológica Physiology 2021 se ha presentado un nuevo estudio en el que se ha evidenciado que las moléculas liberadas en el torrente sanguíneo durante la realización de actividad física pueden actuar directamente sobre las células del cáncer de intestino para así frenar su crecimiento.

Gracias a anteriores estudios se sabía que la actividad física regular reduce el riesgo de padecer cáncer de intestino, principalmente por la ayuda que da para mantener un peso corporal saludable. Pero esta nueva investigación va más allá, mostrando que ser físicamente activo puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer intestinal, aunque dicho ejercicio físico no conlleve una pérdida de peso.

Aún son resultados preliminares, pero permiten conocer mejor cómo funcionan los mecanismos que relacionan la actividad física con el riesgo de padecer cáncer. De esta manera, ayudará a desarrollar programas de ejercicio más eficaces para la prevención del cáncer.

Por otro lado, también puede ser beneficioso en la creación de nuevos fármacos que puedan imitar algunos de los beneficios del ejercicio físico. Los investigadores de este nuevo estudio esperan que ayude a que el ejercicio forme parte de la atención estándar de los programas de detección del cáncer intestinal, lo que puede ayudar a reducir el número de personas que lo padecen.

Para la realización de este estudio, han participado 16 participantes hombres, con factores de riesgo de cáncer de intestino en su estilo de vida y de unos 50 años de edad o más. Estos hombres tenían sobrepeso u obesidad y no realizaban ejercicio de forma regular. Los investigadores tomaron muestras de sangre tanto antes como después de una sesión de 45 minutos de ciclismo a intensidad moderada, y también antes y después de un experimento de control sin ejercicio. De esta manera, pudieron evaluar si el ejercicio físico alteraba la concentración de proteínas específicas en la sangre.

La principal limitación del estudio, relatada por los investigadores, es que las células cancerosas se cultivaron en placas de laboratorio muy controladas, mientras que en el cuerpo humano, los potenciales tumores interactúan con todo su entorno, como vasos sanguíneos y células inmunitarias. Por tanto, los investigadores se proponen certificar si los resultados encontrados son aplicables en la vida real.

Sam Orange, autor principal de la investigación, explica que en este estudio buscan entender cómo las moléculas específicas de la sangre son responsables de reducir el crecimiento de células cancerígenas. Además, también buscan evidenciar si el ejercicio de alta intensidad tiene un efecto más pronunciado sobre el crecimiento de las células de cáncer de intestino que el ejercicio de intensidad moderada.

Fuente: Infosalus

Fecha de publicación: 19 de julio de 2021



More information:

New Health Foundation

www.new-health.eu

info@new-health.eu

AEDESA

https://www.aedesa.org/

info@aedesa.org

image

image

Compartir

 

AEDESA

Asociación Europea Deporte, Ejercicio y Salud

image Este sitio web usa cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Aceptar Configurar